jueves, 9 de diciembre de 2010

MANTRAS


¿QUE ES UN MANTRA?

Etimológicamente, la palabra mantra proviene de los vocablos sánscritos MAN: mente y TRA: liberar. En otras palabras, un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de la propaganda, pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella.

Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.


Los MANTRAS pertenecen pues al domino de los sagrado, constituyen el lenguaje divino, y su eficacia es perfecta, "siempre y cuando sean pronunciados correctamente".

Los MANTRAS están formados por largas frases con estrofas, mientras que dentro del hinduismo clásico los himnos a los dioses son concebidos como "Cadenas de MANTRAS", donde cada uno es una estrofa o un verso, este principio existe también en las letanías budistas.

¿Cómo funcionan?



Los mantras emplean los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios, aunque con intenciones mucho más benéficas.
No es necesario intelectualizar el "significado" o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo
sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De
hecho, parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos
fragmentarios de la mente consciente y percibiremos la unidad subyacente.

¿Cómo se utilizan?



Pronunciados en voz alta o interiormente de forma rítmica y repetitiva.

Algunas tradiciones hindúes utilizan un mapala, una especie de rosario con 108 cuentas para recitar cada mantra en ciclos exactos al alba y a
la puesta del sol.

Amma y otros maestros espirituales nos aconsejan recitarlos también cada que nuestra mente no esté concentrada en un trabajo que
requiera toda nuestra atención, para mantener nuestra mente limpia y purificar nuestro entorno evitando los pensamientos impuros, las
divagaciones y la falta de concentración.

Anodea Judith dice que pronunciado en voz alta durante algunos minutos a primera hora de la mañana, "un mantra eficaz queda
reverberando en silencio, mentalmente, durante toda la jornada, y deja en nosotros la impronta de la vibración, la imagen y el significado. Se
cree que con cada eco, el mantra acentúa la magia sobre la textura de lo corporal así como de lo mental, en el sentido de promover la
armonía y el orden. La actividad adopta un nuevo ritmo; todo baila a la cadencia del mantra. Si lo elegimos rápido, nos servirá para generar
energía y vencer la desidia. Si recurrimos a un mantra lento, nos ayudará a obtener durante todo el día un estado de relajación y de calma".

TÉCNICA:

El mantra debe ser pronunciado muy cuidadosamente y tal como se escribe (a excepción de la letra H, la cual se pronuncia como una J en
Hare). Después de nuestros ejercicios, debemos sentarnos durante cinco minutos y repetir el mantra en voz suficientemente alta para que
nosotros podamos escuchar. Debemos repetir el mismo mantra una y otra vez. Deje que su mente se bañe en la vibración purificadora que
emana del mantra. Olvídese de todas las demás cosas. Relájese y respire la atmósfera milenaria de los yoguis autorrealizados.
La meditación tiene otra gran ventaja, pues usted puede practicarla en cualquier parte y a cualquier hora del día: viajando en el bus o dentro
de un avión, cuando disponga sólo de cinco minutos, o cuando esté aburrido por algo o alguien.
Comience a repetir el mantra en voz alta o mentalmente si es necesario. Inmediatamente usted se alejará del mundanal ruido y sus
pensamientos se harán más claros.

Mantras poderosos

Hrim

Hrim (pronunciado Hreem) rige sobre la energía magnética cósmica, el poder del alma y del cuerpo causal. Es el lema principal de la Gran Diosa y soberana de los mundos, ya que posee todos los poderes creativos de curación. Hrim es el mantra divino de los mayas que destruye su mundo.

Hrim nos despierta en un alma o al nivel del corazón, conectándonos a las fuerzas divinas del amor y la atracción. Es encantador y atractivo, y nos lleva a la purificación. A través de ella podemos controlar la ilusión de poder de nuestra mente.

En términos védicos Hrim es un mantra del Sol, más que nada en términos de iluminación. Aumenta nuestra aspiración y receptividad a la luz divina, sabiduría y verdad. Abre el Lotus del corazón al sol interior de la conciencia. Es un mantra de la región del cielo o del espacio de la conciencia en el que todos los mundos existen.

Fuente: “El enfoque mántrico de las Vedas” por David Frawley

KRIM

Krim (pronunciado Kreem) regula la prana como un rayo o al igual que la energía eléctrica. KRIM concede todas las facultades espirituales y de poder -desde el despertar de kundalini a la apertura del tercer ojo. Tiene un poder especial en relación con los chakras inferiores, que puede estimular y transformar. Ayuda a despertar y purificar el cuerpo sutil.

KRIM es el gran mantra de Kali, la diosa de la energía y la transformación. También es el mantra de Indra, la deidad suprema de los Vedas, el Divino Señor de la fuerza cósmica de la iluminación. KRIM es el rayo o vajra, que destruye la serpiente de la ignorancia y libera a la luz de la verdad absoluta. Al ser un mantra de trabajo y de transformación, Krim es el mantra del Kriya Yoga, el Yoga de la práctica. Es el lema principal de la Shakti Yoga. KRIM lleva la fuerza de la vida suprema. Es un mantra fuerte, úselo con cuidado.

Fuente: “El enfoque mántrico de las Vedas” por David Frawley

HUM

HUM (pronunciado Hoom) es un mantra védico de Agni o fuego. Es el mantra que se emplea para hacer ofrendas en el fuego sagrado. También se utiliza para llamar o invocar el fuego y hacer que se encienda de manera más brillante. HUM es un mantra de fuego interior o de la fuerza termo génica. Representa el alma oculta del cuerpo, lo divino inmanente en el mundo. Por tanto llama a la voluntad divina para nuestra alma, y ofrece al alza a la Divinidad para la transformación en el fuego sagrado de la conciencia.

HUM es un mantra de Shiva, pero también es un mantra de Chandi, la forma feroz de Kali. Se utiliza para destruir la negatividad y crea gran pasión y vitalidad. Gobierna la tierra y el ámbito material en general.

HUM es un mantra poderoso, por lo que debe usarse con cuidado. Sin embargo, puede ser utilizado de una manera más suave para invocar la gracia divina y la protección. A través de ella podemos ofrecer a nosotros mismos o a nuestras aflicciones en lo divino para la purificación y transformación.

Fuente: “El enfoque de mántricas de las Vedas” por David Frawley

SHRIM

SHRIM (pronunciado Shreem) es un mantra de amor, devoción y belleza.

SHRIM es un mantra de Lakshmi, la diosa de la belleza y la gracia divina. Sin embargo, SHRIM trabaja en un nivel más profundo que simplemente nos dan las cosas buenas de la vida, incluida la salud. Nos lleva al corazón y da fe y firmeza a nuestra naturaleza emocional.

SHRIM nos permite entregarnos, refugiarnos o estar inmersos en todo lo que ofrece el mantra. Es el mantra de la belleza y el placer y tiene una calidad lunar agradable. También se relaciona con la cabeza y puede ser utilizado para inundar los sentidos con la belleza divina y alegría. Promueve la salud en la fecundidad y el rejuvenecimiento.

Fuente: “El enfoque de mántricas de las Vedas” por David Frawley

Hrim, Krim, HUM, y SHRIM – los cuatro mantras de la gran diosa que rigen la forma primordial de la energía como fuerza magnética, fuerza eléctrica, calor y alegría. Estos cuatro mantras pueden utilizarse junto con OM para obtener un mantra muy poderoso:

OM Hrim KRIM HUM SHRIM!

Esto nos brinda en definitiva el desarrollo integral de cuerpo, mente y alma en armonía con lo divino y/o yo interno.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario